Objetivos de la oficina

Mediante el Plan de Reorganización del Departamento de Justicia, aprobado en 2011, se enmendó la Ley 183-1998, ahora conocida como la Ley de Compensación y Servicios a las Víctimas y Testigos de Delito, con el fin de crear esta oficina. Así se reconoció como prioridad la compensación y prestación de servicios a las víctimas y testigos de delito en Puerto Rico.
 
El objetivo es proveer ayuda y apoyo a este sector de la población para evitar que su entrada en el sistema de justicia se convierta en un trauma adicional y, además, para asegurarles un trato justo y compasivo durante el proceso que involuntariamente les ha tocado vivir. Contamos con recursos destinados a proveer: beneficios, asistencia y servicios a las víctimas y testigos de determinados delitos y a sus familiares.